7 trucos para tu mochila de viaje

Buda dice que la renunciación y el desapego hace que seas más feliz, que cuanto menos cosas tienes puedes concentrarte en aquello que de verdad importa, hace que tu mente esté más despejada y que le des a los objetos materiales el valor que realmente tienen. Esto así dicho queda muy bien pero… ¿cómo se prepara una mochila minimalista? Vamos a ponerle fin a ese dilema que todos nuestros aventureros sufren antes de preparar su equipaje.

1- Usa menos cosas que en casa
Es raro pero muchas veces llevamos más ropa de la que usamos en casa y a veces llevamos incluso más cosas de las que usamos cuando no viajamos. Sé de personas que llevan, por ejemplo una camiseta diaria para el viaje y en casa usan dos veces la misma en una semana. Sigue tus costumbres y si no usas 3 pares de zapatos en una semana o si puedes usar más de una vez alguna ropa quita la prenda extra y verás que ganas mucho espacio.

2 No lleves nada “por si acaso”
Llevar algo porque tal vez lo llegues a utilizar es una invitación a sacarlo a pasear. Antes de hacer la mochila pregúntate “¿usaré esto sí o sí?” y si le respuesta es “no”, déjalo.

3 ¡Lavar ropa no es trabajar!
Aunque estar de vacaciones implique no trabajar, lavar un par de prendas no hace que se nos estropeen las manos ni que sintamos que no podemos desconectar ni un día. Lavar algunas de nuestras ropas nos permitirá llevar menos prendas, usarlas más de una vez si se trata de un viaje largo y cargar menos peso en nuestra espalda.

4 Sólo la mitad de las cosas
Imagina que estás ahora mismo haciendo tu mochila y pusiste cuatro pantalones y seis camisetas ¿Qué pasaría si quitas dos pantalones y 3 camisetas? ¿Podrías viajar con eso? Aun cuando suene extrema y dura esta técnica es una buena forma de ver que en realidad es posible que estemos llevando más de lo que necesitamos.

5 Equipo electrónico el justo
Piensa dónde viajas y si lo que llevas es usable en ese sitio. ¡No hace falta que te lleves tres baterías dos trípodes y cuatro objetivos para tu nueva cámara! Realmente, hoy en día cualquier Smartphone puede hacer fotografías totalmente impresionantes.

6 Sé solidario y comparte
Si viajas en pareja, no lleves dos ordenadores, dos ratones, dos cámaras, dos… ¡De todo! Algunas cosas sí que es mejor y más cómodo, pero por regla general, como bien decimos, vamos a desconectar. No hace falta cargar media oficina y media tienda de fotografía para tener recuerdos de tu escapada.

7 Si te falta algo, despreocúpate
Aprende a que, si nos dejamos algo, tampoco pasa nada. Seguramente te dejarás algo siempre, pero no te ofusques. Seguro que podrás sobrevivir durante tu aventura y que difícilmente por culpa de ese algo que te dejaste, vas a tener que dejar de hacer algo. Recuerda que si es vital, seguro que podrás comprarlo en el destino en que te encuentrs. Cuando hagas tu mochila repite: si me lo olvido no pasa nada y al volver verás que no era tan grave.

Una semana más aventureros, estamos aquí intentando haceros más fácil la forma de disfrutar de vuestras aventuras. Si empiezas ya tu reserva… entenderás porque con Wish&Fly, ya no existen excusas para no viajar.

2019-01-16T08:02:25+00:00